Segundo Obispo Toluca

S. E. R. Mons. Alfredo Torres Romero

(+ 15 de octubre 1995) Segundo Obispo de Toluca (05 de agosto de 1980 a 1995)

Nació el 8 de agosto de 1922, en Puruándiro, Michoacán. Sus padres, don Crescencio Torres Cortés y doña María Inés Romero Cardiel. Cursó los estudios de primaria en su propia casa, con un maestro particular, por las dificultades de la revolución.

En 1934 ingresó al Seminario Conciliar de Morelia, donde realizó sus primeros años de formación sacerdotal “saltando de surco en surco”, en casas particulares y haciendas de personas que apoyaban la formación de los nuevos sacerdotes.

En 1937 ingresó al Seminario de Montezuma, en “Estados ‘Unidos, donde estudió desde Cuarto de Latín hasta la Teología.

Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1945, en Tulancingo, Hidalgo, por manos de Mons. Miguel Darío Miranda.

Ofreció sus primicias sacerdotales a la Diócesis de Tulancingo, donde fue profesor del Seminario, Vicario Cooperador del Sagrario, Secretario de Evangelización y Catequesis, profesor de Escuela Secundaria Oficial y atendió al pueblo textil de Santiago Tulantepec, Hgo.

De 1952 a 1954 sirvió como Secretario Particular a Mons. Miguel Darío Miranda, entonces Arzobispo de la Arquidiócesis de México, de donde fue llamado a la Arquidiócesis de Morelia, para ser Capellán del Carmen, del Centro Penitenciario y Asistente Diocesano de la UFCM y la ACJM.

Fue Asistente Nacional de la ACJM de 1961 a 1962 y regresó a Morelia para servir como Director Espiritual del Seminario Mayor, hasta su preconización episcopal el 7 de enero de 1968.

Mons. Miguel Darío Miranda lo ordenó Obispo el 25 de febrero de 1968, en la Catedral Metropolitana, a la edad de 45 años.

Siendo Obispo Auxiliar de la Ciudad de México, fue nombrado presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social.

En 1975 fue nombrado Coadjutor de la Diócesis de Aguascalientes, con derecho a sucesión.

En 1977 fue nombrado Secretario de la CEM, cargo que desempeñó por dos periodos consecutivos.

El 5 de agosto de 1980 fue nombrado Obispo de la Diócesis de Toluca, donde inició solemnemente su servicio episcopal el 29 de septiembre del mismo año.

De 1983 a 1985 sirvió nuevamente como Secretario (general de la CEM y fue presidente de la Comisión Episcopal de Misiones de 1986 a 1988.