GRACIAS POR ACEPTAR LA CRUZ EPISCOPAL EN TOLUCA

16
Jul

Este día 16 de julio, dedicado a la Virgen del Carmen, la Diócesis de Toluca da gracias a Dios y se alegra por el XXVII Aniversario de Ordenación Episcopal de su pastor y padre, Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos.

 

Fieles de esta diócesis, presbiterio, miembros de la vida consagrada, familiares y amigos, se unieron en la celebración eucarística de acción de gracias, presidida por Mons. Chavolla, en la cual estuvo acompañado por sus hermanos en el episcopado, su obispo auxiliar Mons. Maximino Martínez; Mons. Raúl Gómez González, Obispo de Tenancingo, y Mons. Felipe Arizmendi, Obispo Emérito.

 

En la homilía, que tuvo a bien dirigir Mons. Arizmendi, recordó que en 1991, Mons. Chavolla fue consagrado obispo en la ciudad de Matamoros, donde sirvió hasta ser enviado a Toluca, en 2004.

Indicó que, como pueblo, “damos gracias al Espíritu Santo por haber consagrado a nuestro obispo, por todos los dones que le ha concedido y por las bendiciones que nuestra diócesis ha recibido a través de su ministerio; damos gracias a Dios por todas las manifestaciones de su amor que nos ha concedido en nuestra vida”.

 

Agradeció de manera efusiva y ofreció sus felicitaciones a Mons. Chavolla, “por haber aceptado la cruz presbiteral en Tijuana y la cruz episcopal en Matamoros y Toluca, gracias porque has desgastado tu vida y has perdido tu salud por el Señor y por su pueblo”. Además mencionó las bendiciones que ha recibido a través de su persona en el camino compartido del episcopado.