Hoy es posible ser SANTO

09
Ago

 

El Papa Francisco en la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate (Alégrense y regocíjense) hace un llamado a vivir la santidad en el mundo actual. Les presentamos algunas ideas que se encuentran en el documento, para continuar trabajando por el Reino de Dios, en gracia y santidad.

1. El Señor nos llama a todos, desde Cristo, a ser santos. No es privilegio de pocos, sino

2. No debemos tener miedo a la santidad, no perderemos fuerza, vida o alegría. La santidad te hace más humano y sensible ante las necesidades
de los hermanos.

3. Tener cuidado de la soberbia y vanidad, porque algunos se sienten mejores que los demás y pierden de vista la misericordia con el prójimo.un regalo para la humanidad entera.

4. La santidad es un don de Dios y también  una respuesta humilde cada día, que, desde la generosidad, muestra el amor del Señor.

6. Se trata de vivir de acuerdo con el Evangelio, en una relación personal con la gracia del Señor y poniendo en práctica la caridad.

7. La vida, que se transforma con la luz de la misericordia, tiene que ir de la mano con la oración, para ejercitar la justicia y la verdad.

8. El hombre y la mujer santos se obsesionan, desgastan y cansan intentando vivir las obras de misericordia todos los días.

9. El santo no gasta sus energías lamentando los errores ajenos, es capaz de hacer silencio ante los defectos de sus hermanos y evita la
violencia verbal que arrasa y maltrata.

10. La santidad requiere humildad, alegría, audacia y fervor. Es la valentía de ser expresión viva de Cristo en el mundo de hoy.

La santificación es un camino comunitario. Pidamos al Señor que, desde el corazón de la familia, la parroquia y la Iglesia, iluminados con la gracia de su Espíritu, seamos testigos del grande amor, que nos hace vivir como un pueblo santo, consagrado a su servicio.

Fuente: Revista Génesis