PRESENTAN A MIEMBROS DEL CONSEJO INTERRELIGIOSO DEL ESTADO DE MÉXICO

09
Jul

Por la mañana de este lunes 9 de julio, en las instalaciones de un conocido hotel ubicado en el centro de la ciudad de Toluca, se llevó a cabo una rueda de prensa para presentar públicamente al Consejo Interreligioso del Estado de México, en el cual tiene presencia y participación activa la Iglesia católica a través de los representantes de la Diócesis de Toluca y de Ecatepec.

 

El Consejo Interreligioso del Estado de México forma parte de la asociación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa, esta iniciativa tiene como misión fomentar el bienestar de los individuos a través de la defensa de sus derechos humanos, especialmente la libertad religiosa, de objeción de conciencia, de pensamiento, de expresión y de asociación, mediante la difusión, asesoría, capacitación e investigación en la materia, fortaleciendo los lazos con diferentes instancias de gobierno, otras asociaciones y la sociedad civil.

En dicha reunión, se dio a conocer a los representantes de las diferentes asociaciones religiosas del Estado de México que integran dicho Consejo, quienes, unidos por los puntos comunes en las diferentes expresiones religiosas, expresaron su solidaridad e intención de cooperar en el firme propósito de mantener un ambiente social en que las personas puedan vivir los principios y valores de su fe libre y respetuosamente.

 

La Iglesia católica es representada en este Consejo por el Señor Obispo de Ecatepec, Mons. Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, y por la Diócesis de Toluca, Mons. Daniel Alberto Medina Pech, quien fungirá como secretario.

 

Entre algunas de las principales tareas que cubrirá la agenda de trabajo de este Consejo Interreligioso del Estado de México, están: el respeto a la diversidad de credo, la libertad religiosa, fundada en la dignidad humana y en la naturaleza de la persona, el derecho a seguir los dictados de su conciencia dentro de las normas nacionales e internacionales que no atenten contra la dignidad humana, defender la familia, el derecho a la vida, a la objeción de conciencia y la búsqueda del crecimiento humano y espiritual de los ciudadanos.