RENOVARSE EN EL CORAZÓN SACERDOTAL

16
Abr

Este martes 16 de abril, el señor obispo de Toluca, Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos, junto con su obispo auxiliar, Mons. Maximino Martínez Miranda, y el obispo emérito, Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, reunidos con el presbiterio de esta diócesis, celebraron la Misa Crismal, en la que renovaron sus promesas sacerdotales y consagró los Santos Óleos y el Crisma para los sacramentos del Bautismo, Confirmación, Unción de los enfermos y Orden sacerdotal.

 

En esta celebración eucarística, a la que acuden todos los sacerdotes en activo, Mons. Chavolla les dirigió en la homilía un mensaje profundo y lleno de caridad, en que los invita a renovar el corazón sacerdotal y buscar la auténtica consagración en su ministerio y la construcción del Reino de Dios a través de sus pensamientos y acciones, de modo que se haga efectiva en ellos la gracia que Dios les ha conferido a través del sacramento del Orden sacerdotal.

 

“Renovar nuestra mente y corazón de pastores –subrayó Mons. Chavolla–, implica nuestra conversión personal y pastoral. Para renovar nuestros pensamientos y acciones pastorales, es necesaria nuestra docilidad al Espíritu de Dios. Sólo renovados por el Espíritu, en nuestra mente y corazón, asumiremos con responsabilidad la necesaria renovación de nuestras estructuras pastorales y de nuestra praxis pastoral”.

 

Al finalizar la celebración, el señor obispo felicitó a todos los sacerdotes asistentes, y les informó de la creación de la Comisión Diocesana para la Protección del Menor y del Adulto Vulnerable (CODIPROMAV), que estará integrada por un matrimonio y un grupo de especialistas para atender, pero sobre todo prevenir, este tipo de situaciones.