SOLEMNIDAD: NACIMIENTO DE SAN JUAN BAUTISTA

22
Jun

Juan es su nombre

Pbro. Bernardo González González

Queridos hermanos, le pusieron el nombre de Juan que significa Dios favorece. Isabel y Zacarías insistieron que se llamara Juan, ya que este niño traería cosas muy grandes. Hoy es la fiesta del nacimiento de san Juan Bautista, un hombre que Dios eligió para preparar el camino a su Hijo y lo hizo muy bien. Juan es el hombre que impulsó la fe hacia Jesús con sus predicaciones, su testimonio y vocación. Éstas pueden ser algunas acciones que Juan realizó y de las cuales le hizo honor a su nombre, de ser favorecido por Dios:

Ø  Juan, desde muy joven, estuvo en el desierto preparándose para cumplir su misión de fidelidad.

Ø  Juan insistió en el arrepentimiento de los pecados.

Ø  Juan fue motivo de alegría para sus padres Isabel y Zacarías al nacer.

Ø  Juan tuvo el honor de anunciar al pueblo la llegada del Salvador.

Ø  Juan tuvo el privilegio de bautizar a Jesús.

Ø  Juan, con su predicación, llevó poco a poco a los hombres a Jesús.

Ø  Juan mostró la humildad al decir que es necesario que Jesús crezca y que él disminuya.

Ø  Juan muestró valentía al ser encarcelado.

Ø  Juan fue elogiado por Jesús: en verdad les digo que entre los hijos de una mujer no ha nacido uno mayor que Juan el Bautista.

Juan el Bautista fue un gran hombre del cual todos podemos aprender algo de lo que él predicó  y eso lo podemos aplicar en cada momento de nuestra vida, por eso es muy importante celebrar su nacimiento ya que podemos celebrar también nuestro nacimiento a una vida mejor, que nos ayude a cambiar algunas actitudes que no favorecen el camino correcto. Juan predicó enderezar el camino al Señor, por eso una de las invitaciones es que todos nos pongamos en el mismo camino para que junto con nuestros seres queridos enderecemos los caminos equivocados que hemos transitado. Podríamos preguntarnos ¿Qué hemos hecho para preparar el camino a Jesús? ¿Cuál de estas acciones que realizó Juan hemos practicado? Necesitamos seguir reflexionando en la figura de Juan el Bautista para aprender cada día más de su testimonio y así seamos precursores que llevemos en nuestra vida la huella de Juan Bautista para compartirla con todos los que nos rodean. Recordemos que así como Dios favoreció la vida de Juan Bautista, también podrá favorecernos si cada día vamos siendo mejores cristianos católicos.